Reformas Integrales para una eficiencia energética

Reformas Integrales para una eficiencia energética

A la hora de realizar Reformas Integrales para una eficiencia energética de los hogares es uno de los puntos más importantes a considerar. Ahora bien, ser propietario de una casa para aumentar su nivel de eficiencia de consumo energético es realmente esencial.

Además, la rentabilidad del ahorro de agua y energía son dobles: uno es económico y el otro es ecológico. Por eso es obligatorio desde hace muchos años disponer de un certificado para informar sobre la eficiencia energética de las viviendas.

Y también por la necesidad de reducir el consumo energético. Sin embargo, en las Reformas Integrales para una eficiencia energética no solo es fundamental para optimizar los recibos, sino también para mejorar la comodidad del domicilio. Según la normativa de la UE, en el 2020, todos los edificios que se construyan en Europa deben tener el menor consumo de energía. Por tanto, es probable que las empresas de rehabilitación y construcción también apuesten por esta tendencia de rehabilitación y reforma integral del tendido eléctrico. Todo porque aporta muchos beneficios.

Beneficios de las Reformas Integrales para una eficiencia energética

Como ya hemos mencionado, buscar reformar una vivienda para obtener como resultado una eficiencia energética, puede reducir el ahorro en la factura eléctrica. Tanto es así que, tras una recuperación completa o reforma integral, puede llegar al 40% mensual.

Además, las viviendas rehabilitadas que busquen la máxima eficiencia energética tendrán mejores condiciones de vida. Esto se debe principalmente a una mayor resistencia a los cambios de temperatura externos. Por lo tanto, la casa se mantendrá fresca en verano y cálida en invierno.

La mejora de la eficiencia energética de las casas también reducirá los niveles de ruido exterior. En primer lugar, gracias al instalar ventanas que pueden lograr una mayor hermeticidad.

Al mismo tiempo, este tipo de edificios y casas consumen menos, lo que también incide en la reducción de la contaminación. Porque no solo las industrias o los automóviles y los camiones contaminan la atmósfera. Lo mismo ocurre con los edificios. Y cuanto mayor es su eficiencia energética, menos contaminación producen.

Además, los hogares ineficientes perderán la mayor parte de la energía que consumen. Al priorizar la construcción o reforma de la eficiencia energética, todo el calor, la electricidad o el agua generados se consumirá sin pérdidas. Además de reducir las facturas de servicios públicos, esto solo consumirá facturas de servicios públicos usados.

¿Qué se precisa para tener una casa energéticamente eficiente?

Su reforma integral o construcción requerirá una planificación cuidadosa. Porque cada sistema o tecnología utilizada debe complementarse con otras medidas. Por ejemplo, para que el sistema de calefacción funcione de manera óptima, también es necesario asegurarse de que las puertas y ventanas estén aisladas del mundo exterior.

Asimismo, es relevante adquirir electrodomésticos de bajo consumo energético. También los sistemas para calentar agua. Recuerde, reemplazar las bombillas tradicionales por bombillas de bajo consumo no sólo prolongará la vida útil de la bombilla. Esto también mejora su relación calidad-precio. Aunque al principio parece que su costo es mucho mayor, su vida útil puede extenderse hasta tres veces, pero en realidad el costo final es menor.

Cómo mejorar la eficiencia energética de una casa

Primeramente, hay que revisar las ventanas, que son una de las mayores fuentes de pérdida de calor en una casa. Si es necesario y vas a llevar a cabo una reforma, si no están en las mejores condiciones, lo mejor es hacer cambios. En este caso, se recomienda aislarlo. Y, si es posible, instale doble acristalamiento o ventanas.

Además de sustituir todas las bombillas por otras de bajo consumo, se recomienda realizar un mantenimiento regular de la caldera. Si se ha utilizado durante más de diez años, debe prestar especial atención a su rendimiento. Si está suelto, debe sustituirse por una alternativa que economice energía.

En cuanto a la calefacción, se recomienda favorecer la entrada de luz en la habitación en los días soleados de invierno. Esto naturalmente calentará un poco, por lo que reduciremos el tiempo de calentamiento.

La ventilación adecuada también es muy importante. Sin embargo, haga todo lo posible cuando la temperatura exterior sea la más adecuada. Por eso, en invierno, se recomienda realizar esta operación a la mitad del día cuando la temperatura es más alta. Por el contrario, en verano lo mejor es hacerlo de noche cuando el ambiente es fresco.

Además de todo esto, debemos acabar con ciertos hábitos rutinarios que hemos desarrollado. Por ejemplo, apagar siempre las luces cuando no estamos en la habitación. A su vez, no ponga el dispositivo en modo espera cuando no esté en uso. A pesar de que su consumo es escaso, cuando los dejamos en stand by, también gastan energía.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *