Abastecimiento de luz y gas

¿Cómo cambiar el titular de los contratos en mi piso de alquiler?

El ahorro de abastecimiento de luz y gas en tu piso

Una vivienda de alquiler necesita de abastecimiento de luz y gas para su día a día. Sin embargo; son escasas las informaciones que señalan a los usuarios de cómo deben llevar a cabo las gestiones necesarias para el cambio de nombre de los suministros principales tales como el abastecimiento de luz y gas . En realidad, hay veces, que no solemos prestar mucha atención y no es una cuestión que preocupe ni alerte a los inquilinos nuevos.

Sin embargo, es un verdadero error.  Sigue leyendo y te contamos los puntos fundamentales a considerar y además de el valor de ajustar la tarifa energética y que mejor se amolde a nuestras necesidades cotidianas.

Suministro Energético

La importancia del cambio de titularidad

La serenidad en una casa depende en gran medida por ejemplo, de la afinidad entre el dueño de la vivienda y el nuevo inquilino.

Una vez se alquila el domicilio, hay que verificar que el abastecimiento de luz y gas están en activo y por lo tanto dados de alta. Una vez confirmado, hay que proceder además, con el cambio de titular del contrato. En caso de estar de baja, procedemos a tramitar un alta nueva, que generalmente sería el dueño del inmueble el encargado de realizarla.

Responsabilidades del titular del servicio en el inmueble

El compromiso del abastecimiento debe abarcarlo en todo momento el inquilino del inmueble, ya en caso de no ser así. El mismo no podrá gestionar ningún trámite vinculado con la tarifa estipulada en cuestión; además, de que otra de las causas fundamentales es que ante cualquier contratiempo que emerja por impago o la ausencia de suministro en la vivienda. Quien figure como titular es quien debe responsabilizarse, de esta manera es de suma importancia el cambio del titular como lo mencionamos anteriormente.

Tener conocimiento exacto de la lectura del contador, al efectuar el cambio de nombre en el domicilio es fundamental. Esto con el fin de que no pagues por el consumo realizado por el anterior residente. Como consecuencia, a la hora de hacer el cambio hay que notificarlo a la distribuidora.

Documentación obligatoria para realizar el cambio

La transmisión de la titularidad es una tramitación sencilla y rápida. Es decir, el arrendatario en este aspecto, tiene que proporcionar un conjunto de documentos e información que le exigirá la comercializadora de referencia. Así como, por ejemplo:

  • Nombre completo del antiguo y el nuevo inquilino
  • De igual forma, el Documento Nacional de Identidad (DNI) o la Tarjeta de Residencia como el Pasaporte o el Número de Identidad de Extranjero (NIE).
  • Dirección postal exacta del punto de suministro
  • Potencia eléctrica contratada
  • IBAN de domiciliación bancaria, donde se domicilian los recibos correspondientes
  • CUPS: Se trata de un código de  20 a 22 dígitos que aparece en los recibos y que identifica de forma inequívoca tu punto de abastecimiento. Por lo tanto, es totalmente necesario para efectuar cualquier gestión energética.

¿Cuánto tarda en hacerse efectivo el cambio de titularidad?

Como resultado, la comercializadora suele completar el cambio al completo en un periodo que oscila entre 15 y 20 días hábiles.

Hay que tener presente que en este periodo el antiguo titular del contrato recibirá un último cargo a su nombre por el consumo disfrutado en el tiempo de realización del cambio.

Este trámite es totalmente gratuito, de esta manera no lleva coste alguno ni para el arrendatario como para el arrendador de la vivienda.

Al hacerse efectivo el cambio de titular del abastecimiento de luz y gas, podrás variar la tarifa eléctrica, cambiar de compañía y hacer los cambios pertinentes en la potencia de luz.

El cambio de comercializadora o de tarifa del abastecimiento de luz y gas, son además; trámites sin coste para el cliente. Siempre que no haya una permanencia en el contrato.

Una tarifa energética a tu medida

Entonces, para optar por la tarifa de energía que más se amolde a nuestras obligaciones cotidianas, es preciso, primordialmente, hacer un análisis de nuestras costumbres diarias. Además, determinar las horas que estamos en la vivienda, a que horas realizamos el mayor consumo, cuántos electrodomésticos solemos conectar a la vez, etc. Con el fin de decantarnos por la tarifa más adecuada para el abastecimiento de luz y gas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *